3145505800

Notícias del mercado inmobiliario

Crédito Hipotecário: Una solución a tu medida

Sea que tengas la posibilidad de comprar una casa o departamento de contado o bajo el esquema de crédito hipotecario, lo cierto es que dicho ejercicio conlleva una serie de argumentos que deben cuestionarse previo a la toma de decisión.

¿Cuánto quiero invertir?, ¿con cuánto dinero cuento para el enganche?, ¿qué cantidad puedo aportar a la hipoteca mensualmente?, ¿cuántos años estoy dispuesto a pagar el crédito?, ¿voy a recibir ayuda de un tercero (familiar o pareja)?, ¿qué otros gastos debo incluir a la suma final? son algunas interrogantes que debes formularte en dado caso que optes por adquirir un crédito hipotecario, ya que es una responsabilidad a largo plazo.

En Lamudi.com.mx nos pusimos las pilas y elaboramos un plan de cuatro pasos para facilitar el proceso y selecciones el mejor esquema de crédito que te convenga.

- Cotizar

Lo primero que debes hacer es elegir una propiedad que se acomode a tu capacidad económica. Con este paso ya puedes proseguir a elegir el crédito, pero ¿cómo hacerlo? Es recomendable acudir, por lo menos, a tres bancos para que hagan una simulación o corrida de pagos, tomando en cuenta el enganche y los años de duración del crédito; así es más visible el panorama de cuánto debes de apartar al mes y hacia dónde apunta tu inversión.

- Comparar

Cuando solicites la cotización, procura incluir otros servicios que son imprescindibles para brindar tranquilidad a tu vida, como seguros de desgravamen, sismos e incendio. Además, incluye los gastos operativos como la redacción del borrador de la escritura, derechos notariales, la tasación y las inscripciones en el Conservador de Bienes Raíces. Con dichos servicios sumados a la cotización inicial, es fácil observar el total de la inversión a pagar en 10, 15 o 20 años.

- Promoción de información

Para el otorgamiento del financiamiento, los bancos suelen solicitar diferentes documentos que sirven como elementos para verificar la capacidad de pago del solicitante: comprobantes de ingresos, el estatus tributario ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, carta del Buró de Crédito, entre otros. Así que tenlos a la mano.

- Tipos de crédito y tasas de interés

Hay múltiples tipos de crédito y tasas de interés que las instituciones financieras ponen a la disposición del solicitante de un crédito hipotecario. Por mencionar algunos, están los mutuos que son créditos otorgados con recursos propios del banco y a su vez, las letras hipotecarias son instrumentos que se negocian a valores que varían según la cotización que tengan en el mercado.

Otro de los aspectos a valorar, es el tipo de tasa de interés; BBVA Bancomer describe tres: la Tasa Fija (se define una tasa para todo el periodo del crédito), Tasa Variable (cambia periódicamente según las condiciones de mercado) y la Taza Mixta (Consta inicialmente de una tasa por un plazo fijo, usualmente en torno a 5 años. Finalizado ese período, se ajusta a una tasa de referencia, más un margen fijo que debe ser informado al contratar el producto).

Así que ya no tienes pretexto para solicitar un crédito hipotecario y hacerte de la vivienda de tus sueños.



Fuente: Lamudi

25/04/2018

Últimas notícias